916 666 608
Teléfono
C/ Mariano Barbacid 5
2.6, Rivas-Vaciamadrid
9 am - 2 pm (L-V)
4 pm - 7 pm (L-V)
Tus resultados de búsqueda

¿Cómo interpretar los planos de una vivienda?

Publicado por Ksanet on 15 abril, 2020
| 0

A la hora de adquirir una vivienda de obra nueva, lo primero que te va a facilitar el departamento comercial, a parte del dossier, calendario de pagos y otra información relevante, va a ser el plano comercial de tu futura vivienda, el plano de planta y el plano de situación. En este momento, es importante que sepas interpretar el plano para evitar dudas y confusiones en cuanto a la superficie de cada estancia.

Se pueden diferenciar tres fases de desarrollo de los planos de arquitectura:

  • Fase de anteproyecto: Esta es una fase inicial en la que todavía no se cuenta con licencia de obra.
  • Fase de proyecto básico: Esta es la fase intermedia en la que se cuenta con licencia de obra pero no se ha comenzado a construir.
  • Fase de proyecto de ejecución: Esta es la tercera fase, donde normalmente el proyecto se encuentra en fase de construcción o con la obra finalizada.

 Los conceptos de anteproyecto, proyecto básico y proyecto de ejecución, los explicaremos en próximos artículos.

Ahora que ya conoces las tres fases, vamos a profundizar en como debe interpretarse el plano de situación, el plano de planta general y el plano comercial de la vivienda que te facilitará el departamento comercial para asesorarte adecuadamente. 

¿Qué es el plano de situación?

El plano de situación es el que permite identificar la ubicación del edificio en su entorno. Normalmente se utiliza una vista aérea que localiza, entre otros, los terrenos, las calles, los parques y las construcciones que rodean el edificio donde se ubicará tu futura casa.

La siguiente imagen representa un plano de situación:

¿En qué consiste el plano de planta general?

De igual forma que un plano de situación permite conocer la ubicación del edificio en su entorno, el plano de planta general representa la distribución del edificio, donde podrás ubicar exactamente tu vivienda. Esto te ayudará a tomar la decisión correcta, quedándote con la casa que habías elegido inicialmente o cambiándola por otra con una orientación que se adapte mejor a tus hábitos de vida.

 

En el plano de planta que mostramos a continuación, apreciarás que aparecen los siguientes elementos imprescindibles:

  • Nombre del plano.
  • Plano de planta arquitectónico.
  • Tipología de las viviendas que aparecen en la planta.
  • Intervinientes: En este caso aparece el estudio de arquitectura, la comercializadora, la gestora y la cooperativa de viviendas (Promotor).
  • Escala gráfica: Cada segmento muestra la relación entre la longitud de la representación y la realidad.
  • Flecha de norte: Sin este elemento no se podría conocer la orientación de la vivienda.

¿Qué elementos componen el plano comercial de una vivienda?

Mientras que los planos de situación y de planta general te ayudan a conocer el entorno y la ubicación, el plano comercial de la vivienda es un dibujo a escala que muestra la distribución y la relación entre los espacios. Puede facilitar la interpretación de la vida en ese hogar y de cómo van a moverse las personas entre estancias.

Es importante que conozcas que, en un proyecto en régimen de cooperativa en una etapa temprana, como práctica habitual y para agilizar los plazos se suele estructurar la demanda con un anteproyecto que puede experimentar ciertas modificaciones antes de empezar con la obra. Estas modificaciones pueden ser causa de exigencias técnicas, administrativas, jurídicas y/o urbanísticas.

Cabe destacar que los planos comerciales suelen amueblarse, aunque esto no significa que el mobiliario venga incluido, es simplemente una forma de demostrar la cantidad de muebles que podrían utilizarse en cada estancia y como podrían ser distribuidos.

 

El plano comercial de la vivienda deberá incluir como mínimo los siguientes elementos:

  • Nombre del plano.
  • Flecha del norte.
  • Número de dormitorios.
  • Una leyenda con identificación de cada una de las estancias, tanto interiores como exteriores.
  • Superficie útil de cada estancia interior y exterior, expuesto de tal forma que se diferencien fácilmente.
  • Superficie total útil interior y exterior por separado.
  • Superficie total útil de la vivienda en su conjunto.
  • Superficie construida computable con elementos comunes.
  • Intervinientes: En este caso aparece el estudio de arquitectura, la comercializadora, la gestora y la cooperativa de viviendas (Promotor). Deberá aparecer al menos, el nombre societario del promotor.
  • Escala gráfica.

 

La siguiente imagen representa un plano comercial de una vivienda.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparar listado